Para los amantes del Software Libre existe Bambam, para los frikibebes machaca teclados

Los frikis también tenemos hijos, aunque muchos no lo crean. Y de padres frikis, bebés frikis, más si han nacido el día de Internet.

Si a un bebé ya le gusta aporrear teclas y botones, imagina si esta viendo a su padre hacerlo, y ademas junto a esos botones hay una cosa luminosa donde salen formas y colores ¡que a veces tienen música!

Como a todo papá, soy un blando bobalicón con mi bebé y me maneja a su antojo con solo una sonrisa o, lo que es mas efectivo, amenazar con llorar. Así que visto el interés por mi teclado, se lo deje felizmente a mi bebé y...

Lo primero que ocurre es que empiezas a pensar cuanto cuesta un teclado nuevo, porque ese no va a resistir mucho tiempo. Pero entonces miras la pantalla y ¡¡horror!!

Tu bebé ha logrado abrir en tiempo récord todas y cada una de las aplicaciones que tienes instaladas, muchas de ellas, varias veces. La cosa empeora cuando descubres que tus documentos están siendo abiertos y convertidos en kkkakkeifmioi39rkfkdkl defjifjf efi.

Lo triste, y es lo que mas te hace tardar en reaccionar, es que empiezas a ver abrirse menús que desconocías que existieran, con funciones y opciones que nunca imaginaste que tuvieran tus programas.

Tras reiniciar Debian, porque no hay Debian que resista 40 documentos de LibreOffice compitiendo por la memoria con innumerables Pocoyos y Peppa Pig, decides hacer algo al respecto.

Pues afortunados frikipadres, la solución existe. En primer lugar, bajar a la tienda de los chinos a comprar uno de esos teclados de goma sin eñe que son casi indestructibles.

En segundo lugar...

sudo aptitude install bambam

Bambam es un programa que se adueña de teclado, ratón y pantalla y por cada pulsación hace aparecer en la pantalla un dibujo o una enorme letra de colores, acompañado por un sonido. De esta manera, tu friki en miniatura puede aporrear el teclado o machacar el ratón mientras que por la pantalla desfilan toda clase de dibujos y letras y en tus altavoces se produce una cacofonia sonora digna de Justin Bieber. Eso sí, queridos datos, están a salvo.

Solo hay una cosa que tu bebé no debe aprender. Si aprende a escribir quit. Cuando lo logre bambam se cerrara y tu ordenador volverá a temblar de miedo.




Entradas populares de este blog

Linux Mango - las distribución Dominicana

Google logra ser la marca más valiosa superando a Apple