Improbable, pero no imposible: ¿Scott Forstall como posible próximo CEO de Microsoft?

La noticia más importante del verano en el mundo de la tecnología (al menos hasta que Apple presente algo en las próximas semanas) ha sido sin duda el anuncio de la retirada de Steve BallmerCEO de Microsoft desde hace 13 años y uno de los personajes más importantes en la historia de la compañía de Redmond. Todos los medios han hervido alrededor del titular, y ahora la clave para el futuro es buscar a un sustituto que lleve a Microsoft a la cúspide de la era de los smartphones y tablets. Y adivinad quién forma parte de los rumoreados: Scott Forstall.

Es muy remota y los expertos se lo toman más a nivel de anécdota que no como una opción realista, pero aún así no es imposible. Scott Forstall, recordemos, salió despedido de Apple después del fiasco de la plataforma de mapas de la compañía y de la voluntad de Tim Cook de acabar con el llamado skeumofrismo. El CEO de Apple le cedió un puesto de asesor para que siguiera en la compañía, pero ya entonces quedaba claro que ese puesto era más bien para tenerle controlado y procurar que no se fuera a otras compañías.
Y es que Forstall, responsable del desarrollo de iOS desde sus inicios codo a codo con Steve Jobs, sabe todos los secretos de ese sistema operativo. Si otra compañía le contratase podría usar esos secretos para competir fuertemente contra Apple, y ¿dónde mejor que en Microsoft para hacer eso? Sólo hace falta que desde Redmond le ofrezcan un suculento contrato que supere con creces el que tiene ahora mismo en Apple y Scott se anime.

Forstall como CEO de Microsoft: sus dispositivos móviles lo serían todo

scott forstall apple
Scott tiene más que claro que el futuro pasa por todos los dispositivos móviles y los servicios que éstos puedan usar (sin dejar a un lado los ordenadores, por supuesto), y en Microsoft es justo lo que quieren hacer: pasar a ser una compañía de dispositivos y servicios con terminales como la gama Surface y servicios como Skype, Skydrive o todo el entretenimiento que ofrecen los catálogos de la Xbox.
No se sabe cuáles, pero Forstall empezaría cambios fortísimos en Redmond
¿Qué es lo que podría hacer Scott con lo que ahora mismo tiene Microsoft? Potenciar Windows 8 y su Modern UI como sistema operativo clave, dejar atrás la interfaz clásica del sistema (al menos en los dispositivos Surface Pro donde aún se puede usar)… pero sobretodo habrían muchos cambios internos para definir una jerarquía de equipos de desarrolladores como la que hay en Apple y se aplicarían muchos estilos de trabajo que Scott aprendió de su mentor, Steve Jobs. Para bien o para mal, a nivel interno Microsoft cambiaría radicalmente deshaciéndose del modus operandi que había con Ballmer incluso después de la reciente reorganización que ha experimentado.
Sería, desde luego, una noticia sonada si se llegase a hacer realidad. Pero insistimos: es simplemente una posibilidad y de entre todas las personas que se barajan para suceder a Steve Ballmer, Scott es uno de los más improbables. Otros nombres con mas probabilidades de entrar en Microsoft para ocupar el cargo de CEO son Reed Hastings (actual CEO de Netflix), Tony Bates (Ex-CEO de Skype, servicio adquirido por Microsoft), Steven Sinofsky (antiguo responsable de Windows) y Stephen Elop (CEO de Nokia). Entre empleados que ya están trabajando para la compañía se barajan a Satya NadellaTami Reller y Julie Larson-Green; estas dos últimas ocupan ahora mismo el cargo quedejó Sinofsky. El que seguro que no vuelve es Bill Gates, quien precisamente formará parte del comité que elegirá al próximo CEO en Microsoft y ya ha dejado claro que no volverá a ocupar un puesto tan importante.


Entradas populares de este blog

Linux Mango - las distribución Dominicana

Cuando morir se vuelve social: las apps de la muerte