Historia del software: Firefox

Desde hace muchos años Firefox está presente en la web, éste navegador se ha convertido en un estandarte dentro de la evolución de Internet en general y de la web en particular, contribuyendo de forma bastante notoria para que hoy tengamos la web que actualmente disfrutamos. Desarrollando por Mozilla hasta hace poco ha sido el segundo navegador más usado por los usuarios, posición que ha cedido frente a Google Chrome recientemente según los estudios de algún servicio de medición.
La historia de Firefox se remonta a hace algo menos de diez años siendo creado por David Hyatt y Blake Ross quienes comenzaron este proyecto dentro de la Fundación Mozilla. Inicialmente este proyecto no se conocía con la denominación que tenia actualmente, comenzó llamándose Phoenix y poco después este nombre se cambio a Firebird el cambio a este nombre se produjo en el año 2003 y duró menos de un año ya que desde Mozilla decidieron cambiárselo al ya conocido Firefox para evitar confusiones con otro navegador que también estaba en el mercado, Firebird Browser.
La primera versión de este navegador, por aquel entonces llamado Phoenix, se lanzó el 22 de septiembre de 2002 y ya entonces incluía uno de los elementos que actualmente es muy usado en el día a día de cualquier usuario: la navegación por pestañas. En siguientes versiones durante ese mismo año se incorporaron algunas características como la gestión de complementos, la personalización del navegador mediante temas entre otros elementos que formaron parte de esas primeras versiones. Ya en el siguiente año y con el nombre de Firebird se lanzaron cuatro versiones más entre las que se encontraban mejoras en la gestión de los mercadores, la gestión de contraseñas y el nuevo panel de opciones.
Meses más tarde hubo nuevas novedades, se cambió el nombre a Firefox y fueron llegando más novedades. Con el nuevo nombre también era lógica la llegada de un nuevo emblema acorde a este, se estreno también una nueva interfaz por defecto, nuevos gestores de complementos y poco a poco se fue llegando a Firefox 1 que a modo de homenaje llevaba el nombre clave de Phoenix y que fue lanzado oficialmente el 9 de noviembre de 2004. Ésta versión no traía ninguna novedad importante ya que era idéntica a la release candidate que fue publicada poco antes y que se basaba en las anteriores mejoras. En los sucesivos meses se fueron lanzando diversas actualizaciones de seguridad y el ciclo de esta primera versión llegó a su fin en abril de 2006.
Mucho antes de ese momento se comenzó a trabajar en la siguiente versión oficial, Firefox 1.5, cuya versión final se lanzó públicamente el 29 de noviembre de 2005 e incluía una nueva versión de su motor, Gecko además de otra serie de mejoras en el rendimiento interno del navegador. Firefox 2 llegó casi un año después, el 24 de octubre de 2006 y en esta se encontraban las siguientes mejoras:
  • Se incorporó el corrector ortográfico
  • Restauración de la sesión tras un cierre inesperado
  • Se añadió protección anti-phishing
  • Actualización de la barra de pestañas
Poco a poco el navegador de Mozilla se fue haciendo más popular entre los usuarios y fue ganando cuota de usuarios. Firefox 3 tuvo su versión final publicada el 17 de junio de 2008 después de muchas versiones tras, los planes de Mozilla pasaban por lanzar la versión 3.1 pero ésta después de varias versiones beta fue renombrada a la 3.5 la cual fue lanzada oficialmente el 30 de junio de 2009, unos meses después comenzó el desarrollo de Firefox 3.6, versión que tardó en llegar cinco meses y por aquel entonces desde Mozilla ya sentían la presión de Google Chrome, el navegador de Google que fue presentado el año anterior y demostró a los usuarios que podían tener un navegador terriblemente rápido pero con algunas carencias, que principalmente se centraban en su falta de características.
Esto es algo que llevo a Mozilla a replantearse la forma de hacer las cosas, necesitaban hacer un cambio en la forma de trabajar y con el lanzamiento de Firefox 4 los usuarios pudimos apreciar un gran cambio en el ritmo de desarrollo del navegador del panda rojo. Esta versión se lanzó el 22 de marzo de 2011 y tan sólo tres meses después llegaría la quinta versión y durante los sucesivos meses se han ido en plazos similares nuevas versiones hasta llegar a la novena versión que fue publicada el 20 de diciembre de 2011.
Con el cambio del esquema de desarrollo de este navegador se crearon diversos canales para que los usuarios lo pudiesen probar y ayudar a los desarrolladores a detectar errores y mejorar el navegador de una forma mucho más rápida. Los canales que actualmente están activos son:
  • Release: se trata de la versión estable, actualmente en Firefox 9.
  • Beta: la versión preliminar antes de pasar a ser estable, actualmente en Firefox 10, la cual se espera que llegue a release el 31 de enero.
  • Aurora: canal con un desarrollo más temprano en el que actualmente se encuentra Firefox 11, que se espera que llegue a release el 13 de marzo.
  • Nighly: la primera versión en la que trabajan los desarrolladores, actualmente está con Firefox 12 y éste se espera que llegue a release el 24 de abril.
Como podéis ver el ritmo de publicación de nuevas versiones no se detiene con estas estas fechas son provisionales. Cabe destacar que a pesar de esta numeración en cada nueva versión no hay tantas novedades cómo las había en el pasado, ahora se trata de un desarrollo más ágil y vivo, adaptado a los tiempos que corren en el que el mercado de los [http://bitelia.com/tag/navegadores] es terriblemente competitivo, por lo que hay que tener un buen tiempo de reacción para incorporar nuevas mejoras y novedades.
Algo que siempre se le ha achacado a Firefox desde hace mucho tiempo es que es un software pesado y que consume muchos recursos, esto es algo en lo que Mozilla han estado trabajando intensamente y han logrado mejorar el rendimiento del navegador, así como hacerlo más rápido. Pero más allá de todas las versiones y evolución que ha tenido este popular navegador, algo muy importante que tiene este software de libre y de código abierto es su importante contribución a la web, buscando mejorar esta apoyando siempre los estándares abiertos, muchas veces incluso dejando de preocuparse por la pérdida de cuota de uso.
Quizá en la actualidad Firefox no sea la primera alternativa para Internet Explorer, pero a este navegador no hay que quitarle nada de lo que ha hecho en su pasado, creando alternativas al todo poderoso con la ayuda del navegador de Google. La importancia de la web hay ido aumentando tanto es así que ya no depende de un navegador, los usuarios en muchas ocasiones no necesitamos usar aplicaciones nativas de nuestro sistema operativo sino que podemos acceder a servicios que están en la nube sin pasar por un navegador. Esto hace que algunos conceptos deban ser redefinidos para ellos y que no sean olvidados, pero tanto para los navegadores y para Firefox, cerca de su décimo aniversario, todavía hay por delante un largo futuro.

Entradas populares de este blog

Linux Mango - las distribución Dominicana

Cuando morir se vuelve social: las apps de la muerte