Google+1: ¿debería temblar Facebook?

Ayer Google nos presentó su apuesta más social, Google+1, un servicio del que se habían dicho muchas cosas y que, aparentemente, resultó ser un botón con el que recomendar páginas y anuncios que aparecen en los resultados de búsqueda y que, además, podíamos visualizar desde nuestro perfil (que se volvía público). Uno ve un botón para compartir y, lógicamente, enseguida uno piensa en el botón de Facebook, el famoso “me gusta”, que anda circulando a lo largo y ancho de la red; y claro, al ver todo esto, uno se plantea algunas preguntas: ¿debe temblar Facebook ante este movimiento de Google? ¿acaso Google quiere convertirse en Facebook?


Si nos fijamos en la trayectoria que ha estado siguiendo Google, no sería descabellado pensar que tiene cierta aspiración por convertirse en una alternativa a la red social de Mark Zuckerberg: Google+1 para compartir enlaces, Blogger como plataforma de blogs, los perfiles públicos que cada vez se parecen más a Facebook; si no fuese por algunos experimentos fallidos como Buzz, que nunca llegó a ser como Twitter, cualquiera podría decir que poco a poco, Google estaría construyendo su propio pack de red social, igual que los astronautas han ido construyendo poco a poco la estación espacial internacional.

Desde mi punto de vista, no creo que este botón vaya a hacer temblar a Facebook, creo que son funciones parecidas pero que no llegan a solaparse. Por un lado, con el botón de Facebook, estamos publicando contenidos en nuestro muro y, por tanto, compartiendo información con nuestros contactos, que están bien identificados; sin embargo, con Google+1, a priori, estamos enriqueciendo los resultados de búsqueda, es decir, estamos añadiendo a los resultados de búsqueda una especie de sello de calidad con el que avalamos la utilidad del resultado y, por tanto, lo compartimos con nuestros contactos.



¿Un sello de calidad a los resultados? Y no sólo a los resultados, también a los anuncios de Adwords y, personalmente, creo que ahí está el valor diferenciador de Google+1 y, por tanto, la creencia en la tesis de la complementariedad de servicios, aunque dudo mucho que Facebook integre a Google+1 y, claro está, que Google integre a Facebook. Distinto es el tema del SEO y el posicionamiento, que aunque por ahora, según Google, queda fuera del ámbito de Google+1, sí que sería interesante agregar una componente humana al algoritmo de búsqueda, sobre todo, si esta componente humana proviene de gente que está dentro de nuestro círculo cercano.

¿Entonces para qué sirve Google+1 a día de hoy? Bueno, ahora mismo Google+1 se encuentra en fase experimental y, por tanto, pasará cierto tiempo hasta que se extienda al resto de usuarios; no obstante, además de otorgar cierto componente social a las búsquedas, gracias a su integración en los perfiles, se convierte en una herramienta de seguimiento de nuestros amigos a lo largo de la red, un punto en el que ver su actividad y, claro está, sus recomendaciones.

¿Qué le falta a Google+1? Para empezar, un botón que sólo podemos encontrar en los resultados de búsqueda no es demasiado útil, sobre todo, si las recomendaciones de nuestros contactos quedan diluidas entre los resultados de búsqueda de Google que se mueven a lo largo y ancho de la red y, claro está, que para seguirlos tengamos que irnos a nuestro perfil de Google, precisamente, no es una gran opción, máxime cuando lo que buscamos es integrar la gestión de perfiles y no tener que manejar otro más.



Teóricamente, Google espera lanzar, en un espacio corto de tiempo, los botones de Google+1 para insertar en páginas web, algo que sí que podría darle mucho valor al servicio, aunque, quizás, debería tener otros canales de acceso más allá de los perfiles. De hecho, la posibilidad de insertarlo en páginas web podría dotar a Google, y a los sitios que lo incluyan, de la posibilidad de mostrar, a tiempo real, cuáles de nuestros contactos han marcado el “+1” en esa página, algo así como la personalización instantánea de Facebook pero con Google+1.

Entonces, ¿debería temblar Facebook ante Google+1? Realmente, yo lo veo complicado, sí que es cierto que puede sonar a una respuesta del gigante de Mountain View al botón “me gusta” de Facebook pero no creo que la implementación del servicio llegue a desbancar a algo tan simple y, también, extendido, como el botón de Facebook. Quizás, explorando la vía del posicionamiento pudiese tener su hueco en el mercado, pero bueno, creo que el tiempo nos dirá si Google+1 le plantó cara a Facebook y, además, tuvo éxito en su intento.

Y vosotros, después de 24 horas de presentarse el servicio, ¿qué opináis de Google+1? ¿Tendrá posibilidades de éxito o es la crónica de una muerte anunciada?

Entradas populares de este blog

Linux Mango - las distribución Dominicana