Una versión vieja de Skype para Windows tuvo la culpa del apagón mundial del servicio

Después de la caída masiva que sufrió Skype la semana pasada a nivel mundial y las primeras explicaciones proporcionadas por la empresa de lo que pasó, hace escaso momentos uno de los “jefazos” del popular servicio de telefonía VoIP acaba de publicar un post en el que detalla por qué se produjo la interrupción del servicio.



Como Skype explicó en un primer momento el servicio se sustenta sobre millones de conexiones individuales, algunas de las cuales hacen las veces de supernodos, y justamente el colapso de muchos de esos supernodos el pasado día 22 fue lo que provocó finalmente el derrumbe de toda la infraestructura a nivel mundial. ¿Y por qué se cayeron esos supernodos? es la siguiente pregunta obvia a la cual la empresa solamente había respondido parcialmente y ahora han aclarado.


Según el post publicado por Skype hace escasos momentos el miércoles 22 un grupo de servidores de apoyo se sobrecargaron y como resultado de esta sobrecarga algunos clientes de Skype recibieron respuesta con bastante retraso. Dichos retrasos fueron gestionados sin problemas por las últimas versiones del cliente de Skype, pero en la versión 5.0.0152 del cliente para Windows el retraso de las respuestas no se procesaron correctamente haciendo que “cascaran”. Y ahí está el quid de la cuestión, ya que alrededor del 50% de los usuarios de Skype, muchos de los cuales hacen las veces de supernodos (25-30%), utilizan esa versión y al caer tantos en tan poco tiempo todo se vino abajo.

Independientemente de las explicaciones técnicas (en el post de Skype hay más detalles), personalmente una clara conclusión saco de este asunto: le guste o no le guste a las empresas estas tienen que o bien obligar a sus usuarios a utilizar las versiones de software más recientes, o bien preocuparse mucho más de que las antiguas “estén al día” (Skype comenta en el post que nos ocupa que en breve proporcionarán actualizaciones para la versión 5.0.0152 y que revisarán sus procesos “automáticos” de actualizaciones con el objetivo de que el mayor número posible de usuarios utilicen la última versión del software).

Entradas populares de este blog

Linux Mango - las distribución Dominicana