A los franceses que adquieran un tablet les espera un canon, salvo que la tableta lleve Windows


La verdad es que no sé qué mosca le ha picado a Francia con el P2P y el miedo a Internet, bueno, más bien a la industria de contenidos que parece que ejerce de titiritero en la sombra del gabinete de Sarkozy. Tras el spam que el gobierno francés ha enviado a los ciudadanos que se descargan cosas, ahora nos sorprenden con la imposición de un canon digital por copia privada a las tabletas digitales, que tanto se están poniendo de moda. ¿A los tablets?, sí, bueno, no a todos, porque si llevan Windows estarían excluídas de esta tasa.

¿Si llevan Windows no pagan? ¿pero esto qué es?, pues según la norma que lo regula, la tasa se aplicaría a las tabletas que lleven sistemas operativos para móviles o software diseñado de manera específica para ellas. Es decir, que dispositivos con Android o el iPad (que lleva iOS), que provienen del mundo, serían susceptibles de ser gravados con este canon y los tablets con Windows, se quedan fuera. ¿Por qué esta distinción?, porque asumen que Windows es un sistema operativo para ordenadores y no para móviles, así que los tablets con Windows 7 se libran.

La tasa, que en su cota más baja será de unos 12 €, para dispositivos de menos de 40GB de almacenamiento, aumentará en base a la capacidad del dispositivo.


Lógicamente, y no es para menos, los fabricantes están que echan humo, porque, de manera directa o casual, están discriminando a un tipo de productos frente a otros, asumiendo que los dispositivos con Android o iOS sí son susceptibles de utilizar contenidos protegidos y que los usuarios de tabletas Windows no piratean contenidos.

Archos, un fabricante de dispositivos electrónicos francés, que tiene dentro de su catálogo tablets con Android, no ha tardado en contestar a este proyecto. Según su fundador:

¿Cómo se puede afirmar seriamente que una tableta con Windows no realiza copias privadas como puede hacerlo una con Android?

Y la verdad es que razón no le falta. De todas formas, ahora mismo esta tasa (o atraco, según se mire), aunque está en fase de elaboración, la orden pretende publicarse el próximo 12 de enero, es decir, prácticamente ya. No obstante, los fabricantes franceses se quieren hacer oir ante esta norma discriminatoria.

En dos semanas nos enteraremos como termina esta historia, de todas formas, me sorprenden mucho (para mal) las noticias que llegan de Francia relativas a Internet y, sobre todo, el concepto que tiene el gobierno de los usuarios.

Entradas populares de este blog

Linux Mango - las distribución Dominicana