iPhone 4, ¿el teléfono maldito?


Parece que la historia no acaba de ver la luz al final del túnel, recordemos que todo esto se remonta a principios de año cuando el iPhone 4 era un prototipo en fase de pruebas, que no había sido presentado aún y apareció en extraña situación. La verdad es que la rocambolesca historia que rodeó a todo este asunto no tiene desperdicio.

La repentina puesta en escena de un prototipo de iPhone, que en Gizmodo se sacaron de la noche a
la mañana y cuyo diseño era tan opuesto a las formas tan redondeadas a las que estábamos acostumbrados, que lo primero que se planteó fue si era o no realmente el próximo iPhone.

Pero si, lo era y la historia contada por Gizmodo sonó (a mi al menos) tan extraña como el propio diseño del terminal. El ingeniero achispado y su fatal pérdida, la desactivación remota de Apple. Unos decían que había sido encontrado por casualidad, otros que se había pagado por él, el registro de la vivienda de uno de los responsables de Gizmodo. La verdad es que era la primera vez que a Apple le ocurría algo así.

Ahí quedó la cosa, o eso es grosso modo todo lo que conocemos. Apple presenta el iPhone 4 y en el momento de su presentación se resuelve una de las grandes incógnitas que existía sobre su diseño. El extraño hueco en su perfil era un novedoso diseño de antena. En su momento todo parecía muy bonito, pero poco después de su lanzamiento parece ser que no es oro todo lo que reluce.

A estas alturas quisiera remarcar algo muy digno de tener en cuenta, el tremendo revuelo que se produce con todas estas noticias “negativas” del nuevo iPhone. Me parece que de haberse dado en otro terminal, como el nuevo HTC o el teléfono de Google no se habría producido ni la décima parte de lo acontecido con el iPhone.

Las primeras terminales presentan una serie de manchas amarillentas en su pantalla, el revuelo se arma, pero todo queda en agua de borrajas cuando se comprueba que es simplemente un mal secado del producto químico para limpiar el cristal, las manchas desaparecen en unos días. El teléfono pierde señal y todo parece indicar que se debe a un fallo de planteamiento de dicha antena. Se vuelve a armar un revuelo de proporciones cósmicas, es tal la prensa que se genera al respecto que aparece en prácticamente todos los medios de comunicación.

Debemos resaltar el hecho del tremendo bombo que se le da a cada nuevo problema que aparece sobre el nuevo terminal de Apple. Tal vez los que estamos acostumbrados a leer blogs aquí y allá, leyendo diferentes opiniones sobre un mismo tema, estemos al día de todas estas noticias. Pero que alguien que a priori nunca haya mostrado excesivo interés en esos lares y cuando mencionas “iPhone 4” automáticamente diga, ¿se le cortan las llamadas, no? pierde antena. Esto es signo inequívoco de que algo está ocurriendo.

Pero reconozcámoslo, a nadie le importa que el último teléfono de HTC pierda cobertura (que no digo que lo haga), importa que sea el iPhone 4 el culpable de la noticia. Puede sonar pretencioso, pero esto es así. Con el tremendo éxito que tiene y está teniendo Apple con respecto a las ventas del iPhone es relativamente normal que haya gente interesada en desprestigiar el terminal

Seguimos con la telenovela… Apple tiene que saltar a la palestra y dar una rueda de prensa sobre los problemas. La actuación de Apple a este respecto crea opiniones enfrentadas. Para algunos Apple es demasiado prepotente, pero debemos pensar que una empresa como Apple no puede dar una rueda de prensa diciendo que son unos inútiles y han hecho un mal diseño. Unas declaraciones como estas, en una empresa a la que una buena o mala presentación de un producto puede influir en la subida o bajada de sus acciones tiene que cuidarse mucho en las maneras de exponer un problema.

En este punto debemos tener dos cosas claras, cualquier dispositivo con antena tiene una zona “caliente” sobre la cual si interferimos de alguna manera, puede provocar una pérdida de cobertura. El iPhone es un dispositivo con antena y como tal posee dicha zona. ¿El iPhone pierde cobertura cuando se incide en la zona “caliente”? Si, claro que lo pierde, pero no en la manera que muchos quieren hacer ver.

Debemos hacer otro inciso en este punto, Europa no es los Estados Unidos. Europa es mucho menos extensa y posee mejores redes de telefonía (fuera de los grande núcleos urbanos) que en los Estados Unidos de América. Luego es normal que en determinadas zonas el problema sea mucho más acuciante, puesto que tras saltar la liebre hubo gente residente en grandes núcleos (como puede ser Nueva York, por ejemplo) que no eran capaces de reproducir el problema.

Aún así el nuevo iPhone ha sido un éxito de ventas y tras su lanzamiento en Europa, el teléfono no ha hecho otra cosa que aumentar sus ventas. La verdad es que esta batería de “problemas” que está presentando el iPhone 4 me tiene muy aturdido. No poseo el teléfono, por la única razón que ya tengo el 3GS y estoy contento con él, no necesito cambiar. Pero aún así conoces a gente cercana que lo tiene y ninguno te comenta que esté sufriendo los acuciantes problemas que muchos dicen tener.

Evidentemente, si te encuentras leyendo estas líneas y eres uno de los que tiene problemas de pérdida de cobertura, no te hará ningún tipo de gracia estas afirmaciones. Pero si realmente fuera un fallo garrafal en el diseño de la antena, tendría que haber cientos de miles de usuarios devolviendo sus terminales, y no es así ni mucho menos. Mi opinión personal al menos, es que es un problema que está ahí, que se reproduce bajo condiciones muy específicas, pero que a las personas que les ocurre les pasaría algo muy similar con cualquier otro teléfono. Se debe a variables externas al iPhone, pero es el iPhone el que genera el suficiente revuelo como para poder ser noticia.

Pero Apple parece no haber dado carpetazo con la rueda de prensa realizada a colación de este problema y tras problemas solucionados como el comentado, que se liberó una actualización que revisaba el algoritmo encargado de mostrar la intensidad de señal o el sensor de proximidad, ahora parece haber un nuevo problema.
Algunos usuarios se han quejado de problemas de envío de audio. Al parecer se han dado casos de interferencias y ausencias totales de sonido (o ruido blanco). En un primer momento podríamos pensar que se trata de un problema con el segundo micrófono, el encargado de reducir ruido ambiente, pero la solución presentada por algunos usuarios para resolver (momentáneamente) este problema hace pensar que no puede ser por esta causa.
Los usuarios dicen que dando un ligero golpe en la base del teléfono, deja de producirse este fallo de emisión, por lo que de ser cierto, significaría que no se trata de un fallo de software (si fuera problema del segundo micrófono, el fallo sería de software).Luego tiene que ser a fuerza mayor un fallo de hardware, pero… ¿Porque no se había dado ningún caso hasta la salida de iOS 4.1? Tal vez una remesa de fabricación defectuosa tenga la culpa, por lo que si se solicita el cambio del teléfono debería desaparecer el problema.
En mi opinión, hay muchos intereses en que Apple se pegue el gran batacazo en lo que al iPhone se refiere y se están cometiendo fallos, eso está claro, pero estos fallos no tendrían ni la cuarta parte de la repercusión que tienen al ser Apple la que está de por medio. También tenemos que tener en cuenta que el volumen de iPhone fabricados cada semana nada tiene que ver con el de otros terminales.
Si, puede que haya más terminales con Android en el mercado que iPhone 4, pero habría que ver que cantidad se ha fabricado de cada terminal diferente, ya que hay varias decenas con Android instalado. Pero lo que si queda claro es que el vapuleo de la prensa hacia el iPhone es evidente y podrán tener mayor o menor razón, pero si tanto revuelo se forma es porque la noticia vende.

Y a todo esto, ¿donde está el iPhone blanco? No tenemos ningún tipo de noticia de él y las malas lenguas dan una razón muy sencilla a este hecho. El iPhone blanco está siendo rediseñado para solucionar todos estos problemas y no lo veremos hasta que dicho diseño sea efectivo…

¿Campaña contra Apple? ¿Fallo de diseño garrafal de la compañía? ¿Debemos llamar a Iker Jimenez para que hable del teléfono maldito? Tras ver la cantidad de intereses que existen tras este teléfono y la evidente campaña de desprestigio que está sufriendo. Solo hay que pensar que Gizmodo ha pasado a ser repudiado por Apple tras el incidente y a veces se nota algo de “pique” por parte de este medio.

Si te interesa saber mi opinión personal, todas las personas cercanas que tengo y que tienen un iPhone se encuentran totalmente encantadas con el terminal y no parecen tener ninguna queja de él. ¿Que te enerva todo lo que está ocurriendo con el iPhone? No siempre estoy de acuerdo con las palabras de Steve Jobs (si, lo se, te resulta raro, pero no suelo estarlo siempre). Solamente es un teléfono, la competencia está haciendo cosas muy interesantes, a mi por ejemplo el Nexus One me encanta, busca tu opción.





Entradas populares de este blog

Linux Mango - las distribución Dominicana