Google Street View llega a la Antártida


Hoy se han lanzado tres nuevas incorporaciones a Google Street View: Brasil, Irlanda y…Antártida. Con esto, el servicio ahora cuenta con presencia en todos los continentes. Se preguntarán para qué nos sirve ver las “calles” de la Antártida, bueno, Brian McClendon de Google Earth lo explica así:



A menudo consideramos a Street View como la última capa de zoom en el mapa, y una forma de mostrarles como se ve un lugar como si estuvieras allí en personas, tanto si estás viendo un café al otro lado de tu ciudad, o si estás planeando vacaciones al otro lado del mundo. Esperamos que con estas nuevas imágenes la gente en Irlanda, Brasil, e incluso los pingüinos en Antártida puedan navegar de cerca, así como también permitirle a la gente de todo el mundo conocer más sobre estas áreas.

A mí siempre me pareció una aventura que me gustaría emprender visitar la Antártida, claro que verla en mi compu desde casa no es lo mismo que estar allí, pero sí es bastante más accesible. Aunque claro, no es que han cubierto todo el continente, sería un poco aburrido pasear por kilómetros y kilómetros de hielo. La bandera de Street View de momento fue plantada en las islas Shetland del Sur.


Google Street View suele ser noticia porque a la gente en las ciudades que son relevadas por los autos equipados con cámaras y otras tecnologías más invasivas no están muy de acuerdo en el trabajo de documentación de lugares que hace la gran G para su servicio. Hay demandas y obstáculos constantes, y en algunos lugares, como en Alemania recientemente, Google tiene que acatar leyes protectoras de la privacidad que en otros lados no enfrenta. Claro, imagino que a los pingüinos y osos polares en la Antártida no les importará mucho que su foto salga publicada en Maps. Salvo que se extienda a otras áreas del continente y en las bases de investigación científica asentadas allí estén haciendo algún experimento loco que no quieran develar, calculo que no habrá ninguna queja por ahora.

Tal vez los muchachos de Google eligieron este destino, además de para plantar su bandera en todos los continentes posibles, para poder lanzar su servicio sin polémicas, y de alguna forma demostrar lo fascinante e interesante para la sociedad que es poder ver fotos de un lugar desde cualquier lado, para poder conocerlo, teniendo en cuenta que no todos tenemos la posibilidad de viajar por el mundo. Ed Parsons otro ingeniero de Google le contó a The Guardian que para él “esto permite a la gente comprender el contraste entre Times Square en New York y estar en el borde de un glaciar mirando pingüinos”. Claro, las demandas no se centran sólo en las fotos de las calles, sino en que además de las imágenes, Google recolecta otros datos, y ahí es donde se pone complicado el tema y lo fascinante pasa a otro plano.

Ya estuve paseando un rato por los fríos de la Antártda y, como siempre que me meto en algún lago gracias a Street View, siempre me vuelve esa gran sensación de asombro que me da poder ver un con tal detalle un lugar en el mundo que tuve la primera vez que lo usé, hacerlo encima con un lugar tan recóndito me parece increíble. Pasen a verlo y me cuentan qué les parece. Si quieren algo más urbano, recuerden que ahora también pueden pasearse por Dublin, o Copacabana.

Entradas populares de este blog

Linux Mango - las distribución Dominicana

Cuando morir se vuelve social: las apps de la muerte