Toyota Prius hackeado, la seguridad de los coches puesta en entredicho

Hackear un coche ya es una realidad, modificar parámetros o cambiar funciones es algo que muchos talleres realizan, pero dos ingenieros de seguridad han conseguido tomar el control total de un Toyota Prius. Una hazaña que ha conseguido llamar la atención del fabricante japonés que ya está investigando cómo lo han hecho para cerrar los agujeros de seguridad.


La llegada de la tecnología a los coches ha tenido unas consecuencias sensacionales a nivel de confort, multimedia y dispositivos enfocados principalmente a la seguridad: controles de tracción, estabilidad, autoblocantes electrónicos o multitud de sensores para hacer de la tarea de conducción un verdadero lujo. Pero como ocurre con la práctica totalidad de gadgets, los coches se pueden piratear y buena muestra de ello es este vídeo de un Toyota Prius hackeado para que una tercera persona gobierne por total el coche.
Como marco para la presentación de este significativo hallazgo, Charlie Miller (ingeniero de seguridad en Twitter) y Chris Valasek (director de seguridad en IOActive) emplearon el DefCon, dejando a sus asistentes con la boca abierta. Pero como en esta vida, todo tiene un pero. Para tener un Toyota Prius hackeado hay que acceder al puerto OBD II y desmontar una gran parte del salpicadero para tener todos los dispositivos conectados al ordenador.
Desde Toyota no se han sorprendido al conocer la noticia y "aseguran estar familizarizados con la demostración de un Toyota Prius hackeado a la vez que no están preocupados porque para tomar el control hay que conectar un ordenador a la toma de diagnóstico, algo tremendamente complicado de hacer sin que el conductor se percate".
Pero como muchos sabréis, hay dispositivos que se conectan a este puerto para hacerlos visibles vía Bluetooth. Eso si, la capacidad de modificar el coche empleando el Bluetooth es algo más limitada que usando un cable puesto que no se pueden modificar los mismos parámetros. Eso si, tiempo al tiempo.
Por el momento, seguro que los responsables de seguridad de la práctica totalidad de fabricantes están al tanto de este Toyota Prius hackeado y seguro que analizan la seguridad de sus vehículos desde otro punto de vista. Que no os sorprenda que saquen antivirus para los coches.
El protagonista de la prueba fue el periodista de Forbes Andy Greenberg, que fue el conejillo de indias con el que mostrar el vídeo al público, pero sobre todo, certificó que perdió el control del coche por momentos. Algo que aseguró le atemorizó profundamente. El premio de este descubrimiento fue una subvención de la "Internet-inventing Defense Advanced Research Projects Agency" para seguir encontrando más vulnerabilidades.
Si, hay que tener mucho tiempo para conseguirlo, y de ninguna manera se puede realizar de una forma remota y totalmente transparente para el conductor, pero si has visto el vídeo por completo verás que se puede alterar la práctica totalidad de elementos del Prius, desde la dirección al claxon pasando por desactivar por completo los frenos. Vale, no hay que preocuparse, pero por algo se empieza y seguro que algún paranoico de las teorías conspiradoras pueda pensar que esto puede suceder hoy en día y fastidiarle sus vacaciones.

Fuente


Entradas populares de este blog

Linux Mango - las distribución Dominicana

Google logra ser la marca más valiosa superando a Apple