Google bloquea de nuevo YouTube para Windows Phone

No es la primera vez que ocurre. Google ha bloqueado de nuevo la aplicación de YouTube para los usuarios de teléfonos móviles con Windows Phone. De hecho, si intentas acceder a la popular plataforma de vídeos a través de la app que tienes instalada en tu dispositivo, el sistema te redirigirá automáticamente a YouTube, pero a través del navegador. 

La aplicación ha dejado de funcionar hoy mismo, después de un segundo intento de colaboración por parte de las dos compañías: Google y Microsoft. Tras haber publicado la actualización de la aplicación hace dos días, la de Mountain View ha decidido retirar su participación en el ecosistema Windows Phone. 

La razón esgrimida por los responsables de YouTube es la siguiente: la compañía Microsoft se comprometió a desarrollar una aplicación basada en HTML5 y a incorporar todas las mejoras necesarias para hacer más satisfactoria la experiencia de los usuarios. El problema, según Google, es que Microsoft no actualizó su navegador para que todas las funciones puedan estar activas, de modo que la aplicación viola los Términos del Servicio propuestos por YouTube.

El equipo de Microsoft ha declarado a algunos medios que Google ha bloqueado la aplicación de YouTube y que ya están trabajando codo con codo para resolver el contratiempo. Pero no es la primera vez que ambas compañías entran en polémica. En mayo de este mismo año ocurría lo mismo. En ese caso fue Microsoft la que hizo públicas las desavenencias con Google. 

Según ellos, la dueña de YouTube se había negado a trabajar con ellos para desarrollar una aplicación para Windows Phone. El problema, según se indicó ya en ese momento, radica en la publicidad que Google quiere mostrar en cada uno de sus vídeos. Al parecer, Microsoft estaría dispuesta a añadirla, pero la otra compañía pone impedimentos para acceder a las API que son necesarias para hacerlo. Finalmente, ambas se pusieron de acuerdo y la aplicación resultante de ese trabajo vio la luz hace un par de días.

La aplicación parecía de lo más acertada. Sobre todo porque permitía a los usuarios subir vídeos a YouTube desde el propio teléfono móvil y cumplía con la voluntad de Google: hacer un hueco a los anuncios que la compañía requiere para nutrir económicamente su plataforma. 

En las próximas horas, los dos gigantes de la tecnología tendrán que ponerse de acuerdo de nuevo para que los usuarios, primeros perjudicados de este contratiempo, puedan empezar a disfrutar del servicio de YouTube. No en vano, estamos ante la principal plataforma de vídeos que existe en Internet, con más de mil millones de usuarios y 6.000 horas de vídeo mensuales.




Entradas populares de este blog

Linux Mango - las distribución Dominicana