Francia aprobará un impuesto sobre publicidad online

No es la primera vez que el gobierno de Francia se fija en la publicidad online, no hace mucho advirtió a Google para que no abusase de su posición dominante en el mercado y, en esta ocasión, se han fijado en el negocio alrededor de la publicidad online y en las grandes compañías que hay detras, así que, ni cortos ni perezosos, impondrán un impuesto a partir del 1 de enero del próximo año para gravar las actividades publicitarias y recaudar parte del dinero que se mueve en la publicidad online.



La medida, que se conoce como el impuesto Google, porque en origen sólo iba a afectar a Google Adwords, se aplicará a todas las empresas que contraten publicidad online, tanto en Google como en otros motores de búsqueda, de manera proporcional al presupuesto de la campaña, concretamente el 1% del valor de la operación, según se decidió en una comisión formada por miembros del Senado y el Parlamento galo.

Actualmente, este impuesto se encuentra pendiente de ser aprobado formalmente, si bien no se espera oposición alguna y se da por segura su entrada en vigor en 2011, cumpliéndose así los deseos del presidente de la república, Nicolas Sarkozy, impulsor de la medida.


Y todo esto, ¿para qué?, pues las opiniones están divididas. Por un lado tenemos al gobierno que defiende la tasa para así evitar que las grandes compañías que operan en la red puedan escaparse de la hacienda francesa, dejando en Francia, concretamente en las arcas públicas, un 1% de sus ingresos. Los detractores de la medida lo tienen claro, puesto que ven el impuesto como una excusa del gobierno para recaudar más dinero, perjudicando así, no a las grandes compañías de internet si no a los clientes de éstas, las empresas que recurren a la publicidad online y a pequeñas empresas dedicadas al marketing online que nada tienen que ver con las grandes compañías como Google.

Me ha sorprendido bastante esta medida, no la conocía a pesar de llevar cierto tiempo gestándose en Francia; después de buscar algo más de información, me parece un auténtico atraco gubernamental. ¿Pagarle al estado un 1% de mi presupuesto de Google Adwords simplemente porque estoy contratando a una multinacional extranjera?.

Posiblemente, la jugada le salga bien al gobierno y se embolse una buena cantidad de dinero, si bien, sólo se me viene a la cabeza una cosa: neutralidad de la red, algo que los operadores no nos quieren garantizar y del que tememos que puede llegar un día en el que tengamos que pagar un canon por acceder a ciertos servicios. Es muy inquietante que en vez de un operador, sea el gobierno el que decida cobrar un canon por el uso de la publcidad online, me parece que algo está fallando en este modelo.

Entradas populares de este blog

Bandas de Frecuencia GSM, 3G y APN de Claro, Orange, Viva y Tricom