LG se une a la fiesta de los smartphones con procesadores dual core

Lo he dicho ya alguna vez, pero no me importa repetirlo: el ritmo al que avanza la tecnología actualmente asusta. Seguro que hasta Gordon Moore estará planteándose a estas alturas reformular su famosa Ley. ¿Quién podía pensar hace un par de años que los teléfonos móviles de hoy en día iban a tener una potencia equiparable a la de una computadora? Era algo que sonaba a ciencia ficción. En el año que estrenaremos dentro de menos de 2 meses, los smartphones darán un salto de gigante pues se estrenarán las primeras unidades con procesadores de doble núcleo. Se pensaba que Samsung sería la primera en llegar al mercado con el aún no oficial Nexus S, pero cabe la posibilidad de que sea finalmente LG quien se lleve el gato al agua.


El nuevo modelo de LG, cuyo nombre en clave es Star, integrará la plataforma Nvidia Tegra 2 y, por tanto, incorporará un procesador de doble núcleo. Si a esto le unimos que el móvil será capaz de grabar vídeo a 1080p con su cámara de 8 megapíxeles, y que probablemente venga gobernado por la esperadísima versión 2.3 de Android (también conocida como Gingerbread), tenemos ante nosotros a una bestia ideada para ofrecer en el campo de la telefonía móvil un rendimiento comparable al de una computadora de escritorio.


Los rumores apuntan a que veremos el smartphone de LG con doble núcleo en los primeros meses de 2011 (¿alguien dijo CES?). También hay rumores que señalan que los retrasos que está sufriendo el Nexus S se deben a la decisión de última hora de Samsung de incluir el procesador de doble núcleo Orion, basado en la arquitectura Cortex-A9 de ARM, lo cual impediría a Samsung ser la primera compañía en lanzar un smartphone con procesador de doble núcleo.

Lo primero es muy posible pues el terminal que se puede ver en las fotos da la impresión de ser un producto final, no un prototipo, lo cual apunta a una fecha de lanzamiento cercana. Lo segundo no me lo creo ni de lejos. La decisión de cambiar una pieza clave en el hardware de un teléfono no puede tomarse de la noche a la mañana, requiere mucha planificación (lo cual no quiere decir que al final el Nexus S sí lleve el procesador Orion).



No creo que importe quien llega antes o no, salvo a los departamentos de márketing de las empresas, pues les daría un arma con el que dar buena publicidad a su producto. Lo importante aquí para unos adictos a la tecnología como nosotros es que estos monstruos de la potencia portátil lleguen pronto a las estanterías de los comercios para poder echarles el guante cuanto antes, y ver si realmente son tan buenas piezas de hardware como prometen.

Ahora bien, hay 2 pregunas claves que se pueden derivar de las fotos de la galería que acompañan esta entrada. La primera es: ¿Significa ese logo de Google en la parte trasera del teléfono que estará en la misma categoría que el Nexus One o que el aún no oficial Nexus S? Y la segunda, pero no por ello menos importante: ¿Cuál será el precio de un smartphone tan potente? Quizás la respuesta a esta última pregunta se pueda responder con la misma analogía que utilicé al principio. Si el hardware es comparable al de una computadora, entonces su precio también lo será. Veremos cuál es el siguiente paso de LG.

Entradas populares de este blog

Bandas de Frecuencia GSM, 3G y APN de Claro, Orange, Viva y Tricom