Iconia, nuevo portátil futurista de Acer


Si hace poco os hablábamos de la versión alpha, ahora acaba de ser lanzada la beta de Opera 11, como informan en su blog oficial.

Los puntos mas importantes de esta nueva versión son básicamente dos: posibilidad de agrupar pestañas y soporte para extensiones.

El tab stacking o apilado de pestañas consiste en arrastrar una o mas pestañas dentro de otra, la cual será la principal. 
Desde ese momento las pestañas arrastradas pertenecerán a un grupo que podrá mostrarse u ocultarse simplemente pulsando sobre la pestaña padre. Esta funcionalidad puede ser bastante útil a la hora de mantener la barra de pestañas organizada y así acceder rápidamente a cada una de ellas.


Respecto al soporte para extensiones, se ha abierto un catálogo de extensiones que actualmente sólo cuenta con 134 pero que irá creciendo poco a poco. En el podemos encontrar desde extensiones para mejorar la apariencia del navegador hasta otras para mejorar la productividad o para hacer una experiencia mas agradable a la hora de usar diversas redes sociales.

Aparte también hay otros puntos destacables:

Mejor seguridad
Gestos visuales con el ratón
Mejora de rendimiento
Soporte para HTML5
Actualizaciones automáticas
Predicciones de búsqueda (Google)
Plugins on demand: Utilización de plugins solo cuando sea necesario
Panel para email integrado
Algo no muy importante es la velocidad de la instalación. Simplemente hay que pulsar un botón y en unos segundos —literalmente— tendremos abierta la aplicación, preparada para empezar a navegar. Algo que no me ha gustado de momento en el tiempo que llevo probando es el consumo de memoria, que me ha parecido bastante algo.

En definitiva, muchas mejoras respecto a versiones anteriores, y sobre todo nuevas e interesantes propuestas que seguramente adopten otros navegadores. Podéis ver una lista completa de mejoras en la propia página de Opera, desde la cual también podéis descargar esta versión.¿Qué puede ser mejor que un tablet? Pues dos tablets. Esa es la idea básica de la que parte el Iconia, el nuevo portátil de Acer , ha sido presentado junto con otros tres tablets con Android pero sin duda ha sido la novedad más notable al constituir el primer portátil con doble pantalla táctil y con teclado virtual. Lleva Windows 7 como sistema operativo con lo que la compatibilidad con aplicaciones existentes es total, además puede tener hasta 640 GB de almacenamiento en disco, un Intel Core i5 y 4GB de RAM, Webcam, Bluetooth, 3 puertos USB… más o menos las prestaciones de un ordenador portátil convencional pero en un formato completamente distinto.


Lo que más me llama la atención del Acer Iconia es el aspecto tan increíblemente futurista que tiene, realmente parece sacado de una película de ciencia ficción, las dos pantallas de 14 pulgadas, tiene soporte para FullHD y todavía no sé si me acaba de convencer ese teclado virtual, tendría que probarlo para ver el rendimiento. Todo esto está muy bien, la idea es original, el concepto da mucho juego y es bastante atractivo, pero la pregunta del millón probablemente sea ¿merece la pena tener dos pantallas táctiles? Últimamente y tras la salida del iPad y del Samsung Galaxy Tab hemos visto toda una revolución en el mundo de los tablets pero es sólo una pantalla, no dos ¿Aporta realmente alguna ventaja o con una sobraba?


Veamos, ahora mismo y viendo la foto que encabeza el post para empezar creo que hay un primer fallo de enfoque. Yo no fotografiaría el Iconia en esa posición, sino con un giro de 90º grados, como un libro, es que de hecho lo fotografiaría así para promocionarlo. Curiosamente, uno de los usos que más le doy a mi iPad no es en juegos ni en vídeos como pensé en un principio, sino fundamentalmente para consumir contenidos, para leer blogs, Google Reader… es en ese campo donde creo que el Iconia puede desempeñar un papel muy bueno, es, literalmente, un libro táctil a dos pantallas.

Como decía me gustaría probar el teclado pero aunque fuese excelente creo que todavía le falta, a ese y a cualquiera, para llegar a los niveles de rendimiento, productividad y comodidad que se pueden alcanzar con uno normal. Por tanto, no veo el Iconia como un ordenador para trabajo, para nivel empresarial, lo veo mucho más enfocado al ocio, al entretenimiento y al consumo de contenidos, exactamente igual que otro tablet. El fallo llega en mi opinión a la hora de conocer el precio, aproximadamente 2.200 €, desde luego no al alcance de todos los bolsillos. Es una pasada sí, es original, es atractivo y a esas dos pantallas se le puede exprimir mucho jugo en forma de aplicación pero no deja de ser anecdótico, me extrañaría mucho ver al Iconia convirtiéndose en un éxito, sobre todo con ese precio. Para lo que sí sirve es para abrir un poco la puerta a la imaginación y pensar que con toda la locura de los tablets y de las pantallas táctiles que se ha desatado probablemente veamos novedades mucho más interesantes y sobre todo más económicas en ese campo.

Entradas populares de este blog

Linux Mango - las distribución Dominicana