YouTube tiene dos semanas para revelar la identidad de un usuario


YouTube es una fuente inagotable de vídeos, música y experiencias buenas. Pero también es una fuente inagotable de conflictos. En esta ocasión, la plataforma de vídeos de Google se ha visto envuelta en un escándalo mayúsculo. Todo sucedió en agosto, cuando la ex modelo estadounidense Carla Franklin se atrevió a denunciar a Google, porque YouTube no había querido revelar el nombre de un usuario anónimo que la había insultado. Ahora se ha sabido que YouTube tiene apenas dos semanas para identificar al usuario faltón. Esto incluye nombre, apellidos, dirección y número de teléfono. Casi nada.

Después de dar espacio para expresarse a ambas partes, el juez neoyorquino ha decidido dar dos semanas de plazo a YouTube para ofrecer los datos del que se esconde bajo los seudónimos de “JoeBoomo8″, “jimmyJeanoo8″ y “greyspector09″. De hecho, lo que hizo el susodicho es emitir comentarios insultantes en los vídeos de Carla Franklin, además de colgar la grabación de una película de bajo presupuesto en la que se supone que no sale muy bien parada. Dice la ex modelo que ha sufrido acoso durante cuatro años, concretamente desde el año 2006, de manera que pide las mismas medidas legales que se tienen cuenta para la misma situación “en la vida real”.

Pero no todo el mundo está de acuerdo. Algunos medios ya se han posicionado en contra de esta denuncia, y por ende, de la decisión que acaba de tomar el juez. Según Gawker, un reconocido medio online de Estados Unidos, en YouTube “se insulta cada 0,03 segundos a todo el mundo”, con lo que, según ellos, pedir a Google los datos de los usuarios que insultan es toda una locura. Aun así, éste no es un caso inédito en Estados Unidos. Marty Thomas, artista de Broadway, también ha pedido a Twitter que se revele la identidad de un usuario que le ha difamado. Ésto es solo el principio.

Entradas populares de este blog

Linux Mango - las distribución Dominicana