Google pudo cometer tres infracciones graves contra la ley de protección de datos


El escándalo de los coches de Google Map que captaban indiscriminadamente ráfagas de datos WiFi, todavía colea en nuestro país. La Agencia Española de Protección de Datos acaba de abrir un expediente sancionador al macroportal bajo la acusación de captar datos personales de las redes Wi-Fi. Para llegar a esta conclusión, los de la Agencia estudiaron  en detalle los datos que captaban los coches de la compañía, llegaron a la conclusión de que había evidencias de dos infracciones graves y tres muy graves contra la protección de datos.


Las infracciones muy graves pueden acarrear multas de entre 60.000 y 300.000 euros mientras que las muy graves pueden costar entre 300.000 y 600.000 euros. Una de éstas es la captación y almacenamiento de datos personales sin el consentimiento del propietario de los datos. La Agencia explica que además estos datos han sido enviados a la central de la compañía en los Estados Unidos sin que haya ningún tipo de garantías sobre la privacidad.



La Agencia Española de Protección de Datos ha verificado la captación de datos de localización de redes Wi-Fi con identificación de sus titulares, y además de datos personales diversos dentro del flujo de comunicaciones como por ejemplo direcciones de correo electrónico con nombres y apellidos, mensajes de correo e incluso códigos de usuario y hasta contraseñas. Los de la agencia han trasladado el informe de la inspección al Juzgado de Instrucción número 45 de Madrid.

Los de Google a su vez se defienden indicando que los datos captados no han sido utilizados en ninguno de sus productos, y que su intención no era usarlos. Insisten en que sólo se captaron fragmentos indiscriminados de datos de forma automática y a una frecuencia de cinco veces por segundo. Recientemente la fiscalía de la audiencia de Provincial de Gjuipuzcoa ha archivado una investigación relacionada con el mismo tema.

Entradas populares de este blog

Linux Mango - las distribución Dominicana